El toque final perfecto

POST-IMPRESIÓN

Esta parte del proceso agrupa un gran número de posibilidades finales a llevar a cabo en el producto para darle el acabado y obtener un resultado sobresaliente.

La post-impresión son los manipulados, la última parte del proceso de fabricación, en la cual se aporta el acabado buscado al producto o se le añade el complemento ideal para potenciar más aún el resultado final. En muchos de los casos suelen ser tratamientos con una alta carga de trabajo manual, apenas automatizado, incluso en muchas ocasiones casi se podría denominar como artesanal. Por ello, es muy importante el mimo y el cuidado con el cual se realice esta parte final de trabajo, y en esto tenemos una reconocida experiencia labrada durante toda una vida. Estos acabados aumentarán funcionalidad y facilidad de uso a lo impreso, aportarán una mayor durabilidad o sumarán visibilidad.

Un paso importante
Cuando pasamos las páginas de una revista o un libro, cuando abrimos y cerramos un tríptico informativo, cuando entregamos o recibimos una tarjeta de visita, cuando accedemos a un evento con una entrada, cuando

usamos un talonario, cuando escribimos en un cuaderno o marcamos una fecha en un calendario, son solo algunas de las cosas en las que el manipulado es imprescindible y lo hacen posible.